¿A dónde ir el Fin de Semana Largo?: una guía para recorrer los pueblos gastronómicos cercanos

Fecha02 - 07 - 2019
Lectura8 minutos
CategoríaNovedades
AutorSilvina Herrera

El Fin de Semana Largo es una oportunidad para recorrer y conocer. Los pueblos bonaerenses parecen detenidos en el tiempo, las calles o veredas de adoquines están repletas de árboles añejos, las construcciones denotan el estilo de otra época con paredes de ladrillos descascarados y puertas de madera percutidas por el paso de los años.  …

El Fin de Semana Largo es una oportunidad para recorrer y conocer. Los pueblos bonaerenses parecen detenidos en el tiempo, las calles o veredas de adoquines están repletas de árboles añejos, las construcciones denotan el estilo de otra época con paredes de ladrillos descascarados y puertas de madera percutidas por el paso de los años. 

Este Fin de Semana Largo en los bares y pulperías antiguas aparecen como los espacios destacados que llaman la atención de los visitantes que llegan a estos pueblos buscando descansar, pasar un momento de tranquilidad alejado de la ciudad y acceder a una comida típica.

Los lugareños que hace algún tiempo veían el ocaso de sus pueblos, luego de la desaparición del tren y la huida de los jóvenes, los están viendo renacer gracias a la gastronomía que no deja de atraer a los turistas, en especial familias de las ciudades cercanas.

Es una ocasión ideal para lanzarse a la ruta y conocer estos lugares, ubicados a no mucho más de 100 kilómetros de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. ¡A continuación te mencionamos los mejores lugares para recorrer durante el Fin de Semana Largo!

Escapadas Fin de Semana, nuestras recomendaciones desde 123Seguro son:

Carlos Keen

Es uno de los pueblos más pintorescos, con
construcciones originales de 1800 y lugares para recorrer como el Museo Rural y
el Mirador al Sur.

Cómo llegar: tomar Autopista del Oeste hasta el Km71; bajar en el camino hacia Carlos Keen, hacia mano derecha.

Dónde comer: Los Girasoles, Julio A.Roca entre 19 y 20, tiene
parque y granja con animales; El Nene de Keen, Camiro Ruiz kilómetro 11200,
asado libro con espacio amplio y posibilidad de andar a caballo; El Molino
Restó de Campo Camiro Ruiz kilómetro 11600, parrillada y parque con juegos para
niños.

Tomás Jofré

Es un pueblo chico de 200 habitantes que desborda de
visitantes cada fin de semana gracias a sus 22 restaurantes y su impronta
criolla reflejada en el paisaje.

Cómo llegar: tomar Autopista del Oeste hasta subida Ruta 5, a los pocos Km se accede a la subida de Tomas Jofre.

Dónde comer: Silvano, Calle 807 y 810, fiambres y pastas en mesas
en galería arbolada; Santa Victoria Ruta 5, kilómetro 91,5 asado en una enorme
casona; La Macanuda, Calle 810 s/n, amplia variedad de menú en ambiente de
campo.

Uribelarrea

Las calles son de tierra y no hay veredas, sus casas
de ladrillos remontan al siglo pasado y el ritmo de los habitantes es lento
como la llanura campestre.

Cómo llegar: desde la rotonda donde termina la autopista Ezeiza-Cañuelas se accede a la Ruta Nacional 205, a 18 kilómetros hacia el oeste está la entrada a Uribelarrea.

Dónde comer: Macedonio, Autopista Cañuelas y Ruta 205, kilómetro
82, Asado y pastas en una vieja almacén convertida en restaurante; El Palenque,
Luján esquina Belgrano, variedad de comida casera en un ambiente autóctono;
Pueblo Escondido, Don Bosco 499, especialidad en fiambres.

Azcuénaga

El pueblo conserva las casonas y los herrajes
antiguos, con un clima bien campestre que se refleja en su tranquilidad y el
silencio de sus calles.

Cómo llegar: tomar la Panamericana Ramal Pilar, doblar en la Ruta 8 a la altura de Solís en el kilómetro 98 y salir a la izquierda por un camino de tierra de 2 kilómetros.

Dónde comer: Almacén CT&Cia, funciona en el antiguo almacén de
ramos generales y mantiene su impronta, ofrece pastas  y parrilla, Pedro Terren y Julio Vildosola;
La Porteña, empanadas y pastas frente a la vieja estación, Avenida Pedro Terren
S/N.

Navarro

Fue un frente fronterizo que hoy conserva su espíritu
de fortín, lo que le da un aire pintoresco al pueblo que cuenta con una de las
pulperías más típicas de Buenos Aires.

Cómo llegar: por Acceso Oeste hasta Luján, toma el acceso a la ruta 5 (que va a Mercedes) hasta la rotonda ubicada en la intersección con la ruta 47.

Dónde comer: Don Julio, comida elaborada y ambiente campestre
ubicado en Calle 21, esquina 30; La Protegida, fiambres y cazuelas en un lugar
de época, Calle 19, esquina 30; La Fernanda de Navarro, empanadas y locro con
gran parque, Ruta 47 kilómetro 200.

San Miguel del Monte

Tiene una laguna de agua salada que irradia su aroma a
todo el pueblo, destacable por su naturaleza frondosa y su estilo colonial.

Cómo llegar: se realiza un trayecto de 110 kilómetros por las autopistas 25 de Mayo, Ricchieri y Ezeiza/Cañuelas y por la Ruta Nacional 3. 

Dónde comer: El Mangrullo, comida criolla en Avenida Costanera e
Independencia; La mamma Rosa, menú variado en Calle Santiago Petracchi 475.

Villa Ruiz

Un pueblo que se vio resurgir de las cenizas gracias a
que su estación abandonada su reciclada y hoy funciona una feria artesanal que
se convierte en atracción para los visitantes.

Cómo llegar: se accede por acceso Oeste hacia Luján, luego de pasar Carlos Keen 7 kilómetros se llega a Villa Ruiz.

Dónde comer: La Posada del Virrey es una casona que ofrece platos
caseros, Villa Ruiz S/N; La Posta del Camino Real, comida variada en una casa
arbolada, Camino  Real S/N.

Comentarios